(502) 2490-2064 info@acrguatemala.com

BIODIESEL Y BIOETANOL: EL CONSUMO INTERNACIONAL DE BIOCOMBUSTIBLES AUMENTARÁ HASTA UN 8% EN 2021.

En septiembre 2021, el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) publicó el «Atlas de los biocombustibles líquidos 2020-2021»  informe en el cual se considera que «los biocombustibles líquidos se han convertido en una importante herramienta para la descarbonización del transporte terrestre». Así es que el organismo reconoció que el sector agropecuario «aporta las materias primas fundamentales para industrializar y producir esos combustibles biológicos más amigables con el medioambiente».

El informe detalla la producción y el consumo de biocombustibles líquidos se redujo de forma importante en el 2020, debido a las restricciones en la movilidad y a la caída en la actividad económica. No obstante, en cuanto a los datos sobre el primer semestre de 2021, se muestra una recuperación relevante luego de que entre 2000 y 2019 la producción y el consumo de biocombustibles líquidos se multiplicará por 11.

En 2020 las materias primas más utilizadas en la producción de biodiésel fueron los aceites vegetales, entre ellos el de palma (32%), el de soja (26%) y el de colza (15%). El 27% restante corresponde a otras materias primas, como los aceites vegetales usados, las grasas animales y otros aceites vegetales vírgenes, entre ellos el de girasol.

En forma similar, el maíz y la caña de azúcar fueron las materias primas más utilizadas en la producción de bioetanol, con una participación de 63% y 30%, respectivamente. Este año, afirmó el IICA, la disminución en las restricciones de movilidad vehicular en comparación a 2020 permitieron que el consumo de biocombustibles líquidos despegue en la Unión Europea, Estados Unidos, Indonesia, India y la Argentina el «Atlas de los biocombustibles líquidos 2020-2021» el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) consideró que «los biocombustibles líquidos se han convertido en una importante herramienta para la descarbonización del transporte terrestre». Así es que el organismo reconoció que el sector agropecuario «aporta las materias primas fundamentales para industrializar y producir esos combustibles biológicos más amigables con el medioambiente».

Según expresa el informe, la producción y el consumo de biocombustibles líquidos se redujo de forma importante en el 2020, debido a las restricciones en la movilidad y a la caída en la actividad económica. No obstante, en cuanto a los datos sobre el primer semestre de 2021, se muestra una recuperación relevante luego de que entre 2000 y 2019 la producción y el consumo de biocombustibles líquidos se multiplicara por 11.

En 2020 las materias primas más utilizadas en la producción de biodiésel fueron los aceites vegetales, entre ellos el de palma (32%), el de soja (26%) y el de colza (15%). El 27% restante corresponde a otras materias primas, como los aceites vegetales usados, las grasas animales y otros aceites vegetales vírgenes, entre ellos el de girasol.

De la misma forma, el maíz y la caña de azúcar fueron las materias primas más utilizadas en la producción de bioetanol, con participaciones  de 63% y 30%, respectivamente. En el presente año, la disminución en las restricciones de movilidad vehicular en comparación a 2020 permitieron que el consumo de biocombustibles líquidos despegue en la Unión Europea, Estados Unidos, Indonesia, India y la Argentina  afirmó el IICA.